Cursos

Podcast

Canales Youtube

Visitantes

27,939,008

13 DE AGOSTO DE 1521

Hits:669

13 DE AGOSTO DE 1521
El 13 de agosto de 1521, es la fecha de la caída de la Ciudad de México-Tenochtitlán, se conmemora los 498 años del inicio de la invasión extranjera que llega hasta nuestros días, antes en galeones y hoy en aviones. Efectivamente, durante los tres siglos del Virreinato de la Nueva España, cada 13 de agosto se realizaba un desfile militar para celebrar la victoria española sobre los aborígenes. A partir de 1824, cuando los criollos fundan ?su país de ellos y para ellos?, la fecha marcará oficialmente el final del periodo que ellos llaman ?prehispánico?, iniciando la Colonia que será para los criollos, el origen de su país. En efecto, para esta ideología, los pueblos ?prehispánicos? eran primitivos, salvajes y guerreros. La Colonia es el tiempo, según ellos, de ?civilizarlos?, es decir, castellanizarlos, evangelizarlos y explotarlos en haciendas, minas y negocios. Es hasta finales del siglo XIX, cuando Porfirio Díaz ordena la creación de la primera historia oficial de México. Fue Vicente Riva Palacio quien en 1884 presentó el libro ?México a través de los siglos?, donde Alfredo Chavero, escribirá el primer tomo ?Historia antigua y la conquista?, de los cinco que se compone. Chavero, en este trabajo ?pepenará fragmentos? de los textos escritos hasta ese momento, dándole a la cultura mexica, el papel principal de ?la historia prehispánica de México?.

13 DE AGOSTO DE 1521Ya en el siglo XX, los ?historiadores maiceados? del sistema necolonial, para conservar las migajas que les da la academia, mantendrán el mito del ?Gran Imperio Azteca?. Mito en el que sustenta, como dijo en su día Mario Vargas Llosa, ?La Dictadura Perfecta?. En efecto, ?el pri-sistema?, hizo de los mexicas los cimientos de la nación mexicana, el nombre del país
Los ?grandes y poderosos guerreros aztecas? fueron derrotados, -a final de cuentas-, por un puñado de españoles, la verdad histórica descolonizada es que: los mexicas no eran ni grandes, ni poderosos, ni los españoles los derrotaron. Y este es el punto. Aquí subliminalmente se mantiene la supuesta superioridad cultural, religiosa, lingüística y tecnológica de los invasores, a los que, los propios mexicanos los llaman ingenuamente ?conquistadores?, que tienen en Hernán Cortés, un símbolo de hombría, valor y fuerza. La misma UNAM acaba de financiar un documental sobre el psicópata de Cortés, poniéndolo como un héroe, y el IPN financió otro sobre Malinche ?la heroína?.
El punto es que el Estado necolonial de ideología criolla, ha creado a unos míticos aztecas y un inexistente Imperio Azteca, para mantener en la ignorancia de su verdadera raíz e identidad a los anahuacas que sobreviven en estas tierras del Anáhuac, ocupadas por extranjeros desde hace 498 años. El Estado necolonial le apuesta a que el pueblo se pierda entre los mitos, fantasías y verdades a medias de los ?aztecas o mexicas?, y no conozca la Toltecáyotl. Para que sigan sin un rostro propio y sin un corazón verdadero, al servicio de ?sus conquistadores.
El 13 de agosto de 1521 marca el final de la agresión en contra de los mexicas, por los filibusteros venidos de Cuba, utilizando la profecía del regreso de Quetzalcóatl que Malinche le informó a Cortés. Los mexicas temían que se cumpliera la profecía porque habían trasgredido la Toltecáyotl, minimizando la presencia de Quetzalcóatl y exaltando la figura de Huitzilopochtli, que no era un numen tolteca, sino que llegó con los mexitin o mexicas. La trasgresión de la Toltecáyotl y la creación de la Mexicáyotl, con los elementos culturales toltecas, pero cambiándolos por un sentido materialista, místico, guerrero, serán los elementos que crearán un sisma en las elites mexicas. Debe recordarse que se supone que a Tlacaélel lo asesinó el grupo que estaba en contra de sus reformas.
La derrota de los mexicas por la estrategia militar de Ixtlilxóchitl y sus trescientos mil guerreros texcocanos, y no por los españoles, marca, no el fin de la ?historia prehispánica?, sino el COMIENZO DE LA INVASIÓN. Caídos los pueblos nahuas del Altiplano, se volvieron ?aliados de Cortés?, según los usos y costumbres de las guerras del periodo Postclásico, y justamente ellos, fueron los que iniciaron la invasión del Anáhuac. Fueron las tropas de texcocanos, tlaxcaltecas, xochimilcas, totonacos y mexicas, entre otros pueblos nahuas, los que fueron la ?carne de cañón? de la invasión en el siglo XVI.
La invasión sigue y la lucha de resistencia ha seguido estos cinco siglos, desde los mayas luchando contra Montejo, o los yaquis contra Porfirio Díaz, o los insurgentes mayas del EZLN. La recuperación del pueblo y la restitución del Estado, de la memoria histórica y la identidad cultural ancestral de los anahuacas, es el único camino para la descolonización mental, cultural y espiritual de los mal llamados ?mexicanos?. Educayotl AC. Educar para el futuro con la sabiduría del pasado.

Buscar